El peor viaje de mi vida

Estarás de acuerdo conmigo que casi siempre que viajamos,solemos volver a casa con una sonrisa en la cara, por lo bien que lo hemos pasado,gratas experiencias y anécdotas que nos han surgido.

Lo mejor de los viajes son esos recuerdos que se nos queda en la memoria y que ,con el paso de los años,no lo recordamos con tanto detalles pero nos crea una sensación de bienestar que te hace muy feliz¿verdad?

Yo,la verdad,a todos los lugares que he viajado he vuelto encantado. Pero una vez hice un viaje que las veces que lo recuerdo me entra escalofríos por el miedo que pasé.

El otro día me acordé de ese día y me dije,joder José,tienes un blog de viajes ¿por qué no lo cuentas? 

Y eso es lo que estoy haciendo,escribiéndolo para compartir esos sustos que alguna vez nos pasa al viajar.

 Esto fue en Marruecos,por lo que quiero dejar muy claro con la historia que voy a contar,que no tengo absolutamente nada contra los musulmanes, simplemente surgió allí. 


Viajar a tanger

Te pongo en situación Fue en el 2012,estábamos en lo más profundo de la crisis en nuestro país,perdidas de empleos y bajadas de sueldos,que te voy a contar¿verdad?

Yo en esa época trabajaba de comercial de material eléctrico.
Vivía y vivo en Cádiz (España).En esta zona,se vive muy bien por su clima, gastronomía,su gente,etc,etc,pero la situación económica de la zona siempre ha estado muy deprimida.
Pues si Cádiz siempre ha estado económicamente mal, imagínate con la crisis,estaba por  suelos.

Ante la necesidad de reflotar las malas ventas por esta situación,se me ocurrió ir a Tánger para ver si tendría más suerte. Tras consultarlo con mis jefes,que me dijeron que sí,me dispuse ir hacia esa ciudad,la más próxima a Cádiz.

Una de las cosas que me llamaba la atención cuando viajaba allí era la cantidad de españoles que había en el barco para salvar su culo,arquitectos,ingenieros,comerciales y albañiles.

Otra anécdota curiosa de allí,para los que nunca han viajado a Marruecos,es que parecen que viven en otra época. Nada más bajar del barco la primera vez,me vino un flash de cuando tenía 5 años,ya ha pasado 40,fíjate!

No sé si os pasado también a ustedes.

 La cuestión es que estuve yendo una vez al mes durante un año. Pero claro, Marruecos es un lugar muy diferente para vender,pero esto es para comentar en otro momento.

La verdad es que ya estaba cansado de ir porque no conseguía nada positivo.Me dije:voy otra vez y no me levanto de la silla hasta que me digan los clientes si le interesan o no. 

Como es una paliza ir de Cádiz a Tarifa para luego coger el Ferry para Tánger pensé:voy el viernes y así luego tengo el fin de semana para descansar".

Y así hice, llegué allí el viernes y empezé a visitar a todo el mundo.Como todos me dijeron al final que no les interesaban,lógicamente me desmotivé,me cabreé y me dirigí al puerto para coger el barco.

A las 17.00 horas ya estaba en el puerto con el billete para coger el barco,pero no sé qué pasaba en el control que estuve una hora esperando,al final perdí el barco.

Tuuuve que bajar de nuevo para cambiar el billete y aguantar la cola puesto que no fui el único.Alli me di cuenta que había muchos españoles,entre ellos una cuadrilla de albañiles de Granada,de otros sectores y algunos que venían de turismo.

Viaja a tanger


A las 19.00 horas,oootra vez tuvimos que pasar por el control,y de la misma manera, tardaban muchísimo en atenderte. Todo esto con la tensión que se estaba espezando a respirar puesto que era viernes y no querías quedarte otro día en Tánger.

Esta vez,me sellaron,todos corriendo por las galerías para coger el barco y cuando estaba a un metro para entrar por la puerta del barco,cogen y lo cierran ultra rápido y arrancó ipsofacto. Todos los españoles nos quedamos alucinados con lo que nos había pasado, además del cabreo puesto que llevabamos toda la tarde para coger el maldito barco y volvernos a casa.

Además,ya solo quedaba el de las 21.00,o lo coges o te quedas esa noche en Tánger.Ahora ponte a buscar un hotel decente allí. Todos corriendo a descambiar el billete de nuevo,soportar otra vez las colas y la tensión que se estaba agravando.

Y además de eso,oootra vez a pasar por el control. Con todo lo ocurrido,los españoles nos pusimos a hablar e hicimos una piña. Poco a poco se sumaban más españoles. Me acuerdo que había uno que venía de Marruecos de turismo con un perro,un pastor Alemán. Otra pareja con niños pequeños.

De nuevo,estábamos en la galería,la puerta del barco,estaba cerrada pero estábamos allí mismo para entrar.En las caras de todos se reflejaban esa sensación de cansancio,de incertidumbre y sobre todo,sobre todo,mucha tensión porque era el último barco que había.

A pocos minutos de que abriera la puerta,empezamos a escuchar en la otra punta de la galería,unos gritos potentes de hombre y mujeres.Todos nos quedamos mirándonos como de sorpresa,como que no sabíamos qué pasaba. Eran gritos como de guerra,gritos como en la película Braveheart¿entiendes?

Viajes a tanger


Esos gritos eran de un grupo numeroso de musulmanes que venían hacia la puerta con canticos al unísono y con tintes nada agradables para coger el barco. Cuando llegaron,no guardaron la cola sino que se pusieron en un lateral ,haciendo un amago que se iban a colar.

Me acuerdo que estaban allí la policía marroquí,como diciéndoles que no se colaran y los musulmanes,se enfrentaron a ellos. Todo esto nos sorprendió mucho puesto que todos sabemos cómo es la policía marroquí¿verdad?


En ese momento,todos los españoles,muy cansados,y sobre todo,muy estresados,nos miramos y nos dijimos:aquí no se cuela nadie de esta gente.

Después de esto,miro a los alrededores y los policías marroquíes habian desaparecido.Imagínate la situación,el ambiente se podía cortar con un cuchillo,todos nos mirábamos,complicidad entre los españoles,y miradas retantes a los otros porque no se iban a colar

Varios minutos así,esperando a que se abriera la puerta,pasito a pasito nos acercábamos al barco y ellos pasito a pasito intentaban meterse.

Hasta que de pronto,la puerta se abre.

Intentamos entrar rápidamente y,entonces,empiezan todos los musulmanes a empujar para colarse ellos. De repente,estábamos todos empujándonos unos a otros para entrar.Nosotros que llevabamos toda la tarde para coger el barco,no íbamos a permitir perder el último del viernes.

Imagínatelo!

Gritos,empujones,golpes,niños llorando asustados,el perro que te dije antes,ladrando como loco.
Yo veía a un musulmán que quería tirar a un albañil al mar,y yo en medio,empujando a todos también,con una mano en la maleta y un puño cerrado con la otra, por si me intentan agredir.

Fue infernal!

Yo creía que íbamos a terminar muy mal allí. Estábamos solos. Al final,entre empujones y golpes,fuimos entrando poco a poco al barco hasta que entramos todos. Al principio pensé que en el barco también iba a haber peleas pero el hecho de estar todos en el interior de camino a Tarifa, calmó el ambiente.

No sé si he conseguido transmitirte ese suceso horroroso pero la verdad que fue la peor experiencia en un viaje,y no lo olvidaré jamás.

 Y tú. ¿qué mala experiencia tuvisteis en un viaje?



Booking.com

Comentarios

Entradas populares